Elia Matrona Madrid

Tlfn: 669 04 17 60

eliamatrona@gmail.com

Pujos

Los “pujos” son los esfuerzos que realiza la embarazada  durante el parto (en concreto en la fase de expulsivo: cuando la dilatación es completa =10 cms) para que el bebé descienda por el canal del parto y salga al exterior.

 

 

 

Este descenso del bebé a través del canal del parto puede durar hasta 2-3 horas aproximadamente; a pesar de que la dilatación del cuello del útero ya sea completa el bebé tiene que descender por 4 planos del canal del parto y para ello debe realizar algunos movimientos de rotación , flexión y descenso.

Las contracciones y la prensa abdominal (musculatura responsable del pujo) son “el motor del parto”.
Los pujos deben ser coordinados y siempre se deben realizar durante la contracción de parto. Lo ideal es poder realizar 3 pujos efectivos en cada contracción, seguidos de un periodo de descanso entre contracciones.
En la etapa de expulsivo (dilatación completa),cuando la embarazada no tiene analgesia epidural habitualmente comienza a realizar los pujos de forma instintiva; sin embargo, en mujeres con analgesia epidural no se experimenta esa necesidad tan intensa de empujar, incluso,en ocasiones, las matronas tenemos que guiar los pujos (indicar cuando debéis empujar porque algunas embarazadas con epidural no perciben las contracciones).
Existen dos tipos de pujos que debéis conocer:
Pujo en espiración= glotis abierta
Pujo en apnea=glotis cerrada
El pujo en espiración: consiste en realizar una inspiración y tras finalizar la inspiración,espirar lentamente mientras se realiza fuerza abdominal hacia dentro y hacia abajo. Podéis practicarlo la primera vez inflando un globo (mientras se empuja durante la espiración ).
El pujo en apnea: consiste en  realizar una inspiración y tras finalizar la inspiración, realizar una pausa respiratoria (apnea) mientras empujamos. El ejemplo más similar de este tipo de pujo es cuando vais al baño a defecar.
En ambos tipos de pujos debéis hacer incidir la fuerza y el esfuerzo del pujo a una misma zona,  será hacia la zona donde notéis la presión en esta etapa del parto (frecuentemente en la zona rectal y en la mayoría de ocasiones la compresión del recto por la cabeza hace que esta sensación se manifiesta como “una necesidad imperiosa de defecar”).
Durante el parto cualquier sensación de empujar o deseo de defecar debéis comunicarlo a la matrona inmediatamente y antes de comenzar a realizar pujos.
Una vez que la matrona os indique que podéis comenzar a realizar pujos, podéis realizar los que os resulten más sencillos; generalmente aconsejamos empezar por pujos con glotis abierta/ en espiración , la matrona irá valorando la efectividad de los mismos ; estos pujos se considera que son más fisiológicos y deterioran menos el suelo pélvico, pero en ocasiones no son suficientes para finalizar el parto,por lo que tras la valoración,en muchas ocasiones para finalizar el parto aconsejamos realizar los últimos pujos en apnea/glotis cerrada.
Al final de la gestación podéis practicarlos de forma suave (aunque no de forma rutinaria), para aprender a utilizar la musculatura abdominal  para este fin de forma adecuada.