Elia Matrona Madrid

Tlfn: 669 04 17 60

eliamatrona@gmail.com

Contracciones durante el embarazo

Las contracciones durante el embarazo (que no son contracciones de parto) se denominan contracciones de Braxton-Hicks.

Son contracciones que pueden empezar a partir del 5º mes de embarazo,  se perciben como que “se pone la tripa dura” y son indoloras (pero pueden resultar incómodas o molestas).

 

Debes conocer las características principales que diferencian estas contracciones de las contracciones de parto:

 

 

Las contracciones de Braxton-Hicks:

 

– Son molestas,pero no son dolororas.

– No son regulares.

– Son poco frecuentes.

– No aumentan progresivamente en intensidad.

– A menudo parecen por la tarde-noche o mientras se realiza alguna actividad (por ej. pasear)

– Pueden aparecer en relación a días de mayor actividad física o mayor estrés.

 

Las contracciones de parto:

 

– Son más molestas que las anteriores y a medida que pasan los minutos van aumentando la sensación de molestia,pasando a ser una sensación dolorosa.

– Pueden ir acompañadas de dolor de la zona lumbar o pélvico (tipo dolor de regla).

– Son regulares (y cada vez más frecuentes).

– No cesan con el reposo.

– Pueden acompañarse de rotura de bolsa de las aguas (amniorrexis).

 

¿Qué debo hacer si percibo contracciones de Braxton Hicks y estoy embarazada de menos de 37 semanas?

 

Como todavía no queremos que el bebé nazca y por lo tanto no queremos que el parto se desecandene, deberemos ser prudentes si notas este tipo de contracciones.

 

La percepción aislada de estas contracciones a medida que avanza el embarazo no tiene importancia , (con percepción aislada me refiero a : notar un día una contracción, otro día ninguna, otro día dos contracciones,otro día ninguna…etc…)

 

Pero si notas varias contracciones durante 1 hora, debes seguir estas recomendaciones para que disminuyan:

– Beber abundante agua

– Tumbarte de lado (preferiblemente sobre tu lado izquierdo)

– Intentar relajarte y tomarte el día con más calma.

 

Si las contracciones no cesan y a pesar de estar en reposo llegas a tener 4 contracciones en una hora y/o aumentan en intensidad y/o frecuencia debes acudir a urgencias para descartar una amenaza de parto prematuro.

Pero lo habitual es que esté relacionado con que ese día has tenido más actividad o más estrés de lo habitual y tu cuerpo te está haciendo una llamada de atención para que frenes un poquito tu actividad,  lo más probable es que bebiendo agua abundante y con reposo unos minutos cesen, y es recomendable que ese día lo continues con poca o minima actividad física.